jueves, 3 de septiembre de 2009

¡Tan mala, que es buena!



Hola a todos, espero se encuentren muy bien.

Hace unos días tuve un bloqueo mental sobre qué escribir aquí (de ahí la entrada pasada), pero como un rayo de luz me llegó la inspiración y he decidido dedicar este mes a hablar de los clichés narrativos más claros del cine con algunas entradas.

Como siempre, la opinión aquí mostrada no es más que la mía y carece de validez más allá de la puerta de mi habitación.

Hoy quiero hablarles (y conocer su opinión) sobre el cliché “So bad, it’s good!”. Son aquellas películas que son tan malas, tan malas, que acaban siendo agradables. Son tan malas que su estupidez las vuelve disfrutables cuando uno deja de poner atención a cositas como la lógica, coherencia, contexto histórico o realidad.

Como sea, estas películas se vuelven de culto por tener un público muy específico que las cree excelsas o porque son asumidas como una burla en si mismas. Y es entonces que su ‘campyness’ se vuelve un extra que acaba por volver algunas películas en clásicos y must see del cine.

Algunas veces este cliché es a propósito, pero generalmente resulta mejor y más disfrutable cuando sale ‘sin querer queriendo’, dando origen a los placeres culpables del cine, es decir películas que sabes son malas y que no merecería nun Óscar jamás, que te dá pena decir que te gustan, y sin embargo puede que la tengas en DVD y aún así la veas cuando la pasan por la tele.

Puede que sea de una trama ilógica, que haga que lo cursi se vuelva natural, que se vean los cables de los murciélagos y la escenografía sea de papel, que a la menor provocación los protagonistas canten acerca de la salsa catsup o que tenga alguna relación con nuestra niñez. El punto es que existen y las amamos. Esto no solo se da en el cine, sino ¿por qué creen que ‘Doctor Who’ lleva 60 años al aire?

Son piezas que son criticables EN TODO y que un paladar cinéfilo bien educado repudiaría, y sin embargo te siguen sacando una sonrisa cada que las ves.

Yo digo ¡Que vivan las tan malas que son buenas! Pues el cine al fin de cuentas se trata de contar historias que le lleguen a alguien, de la manera que sea. Además se trata de disfrutar. No necesitas ver solo películas de esas que te hacen considerar el suicidio como un favor a la humanidad para ser un cinéfilo educado. Cuidado con esos espectadores que sólo conocen de esas películas, qué generalmente son pretenciosos incultos. ¡Y que los hay!

Pues esta es mi lista de placeres culpables, quien sabe qué hará esto por mi misticismo de crítico de cine, pero les pido que recuerden que al final del día soy una chica de 24 años que duerme con una gata en los pies y que gusta de comer tacos de carnitas los jueves.

a) Plan 9 from outer space” (1959) : Ed Wood nos cuenta como unos extraterrestres reviven vampiros y zombies para impedir que los humanos creen una bomba de sol. Los ovnis tienen hilos, el cielo es de cartón y el jefe de los malos es Bela Lugosi vestido de Drácula. Y la tengo en DVD.


b) The Rocky Horror picture Show” (1975): Un científico extraterrestre trasvestí construye un hombre perfecto para tener sexo con el. Ah, y es un musical. Pero me sé todas las canciones. Viene un remake para el 2010.


c) Showgilrs” (1995): El guión de Joe Ezterhas trata de bailarinas exóticas de tubo sin menor sentido moral que el color de la tanga que se pondrán, que avientan a sus rivales por las escaleras, que pasan desnudas el 60% de la película, pero siempre es agradable ver como una mujer patea a un violador. Y si la ven con sus novios, estos le estarán eternamente agradecidos.


d) Starship troopers” (1997): Esta es una típica película de Paul Verhoven, balazos, acción espacial semi futurista, bichejos de 8 patas que comen niños y que huele a oda a la guerra como medio para conseguir la paz. Me gusta porque no se asume como una poesía épica moralina o patriotera. Es una historia de una guerra contra bichos sobre alimentados. Punto.


e) Psycho Beach Party” (2000): Una película tipo ‘surffer’ sobre una chica con doble personalidad y una serie de asesinatos en serie. OK, ya se mala, pero ¡tiene esta escena!:




Hay otras en esta lista como ‘Mars attacks!’ (1996) , “Street Fighters” (1994) y “Grease 2” (1982), pero estas son las que más me gustan y mortifican a la vez.

¿Cuáles son las suyas?

En el siguiente post: “Tan mala que es ¡horrible!”

XOXO,

La Cinéfila

PD. Generalmente no hago esto porque este es un blog de cine, pero esta vez se lo merece. Les recomiendo enormemente el soundtrack de 'Torchwood: Children of Earth'. Aunque no les guste la serie, el score de Ben Foster es demasiado poderoso para no experimentarlo, muy en especial la pieza 'The ballad of Ianto Jones'.



The Ballad Of Ianto Jones - Ben Foster

5 comentarios:

Tenemos imágenes dijo...

Muy buena lista... Mi aportación personal: "Cry baby". Aunque creo que es claramente un caso de "hecha pésimamente a posta".

Ber dijo...

en realidad mi fuerte no es el cine, pero soy criticón por naturaleza así que a tu lista anexaré El transportador dos y tres. Ya sé, son una bomba de testosterona, pero pediste más a tu lista.

March La Cinefila Desconocida dijo...

A) Tenemos imágenes : ¡Amo Cry Baby, no sé como se pudo olvidar! Please Mr. Jailer, let my baby out !!! Gracias por comentar :D

B) Ber : Jajaja, claro que son bombas de testosterona, pero son muy buenas también.

Gracias a los 2 por comentar :D

JuanRa Diablo dijo...

Existe un engendro cinematográfico que no creo que conozcas llamado Karate a muerte en Torremolinos.Impresionante lo mala que es.
Ademàs para mí, algunas películas de David Linch merecen que le Lynchen. Son atentados a la salud mental!!!

March La Cinefila Desconocida dijo...

Bueno es que Lynch.. Lycnh! ¿qué te puedo decir? un beso mi Diablillo querido :D